Loading

Aunque parezca mentira, muchas personas que quieren alquilar un piso o habitación no saben que procedimientos legales deben seguir o que precauciones tomar antes de alquilar su inmueble. Visto este problema, desde Swiftflats os regalamos una pequeña guía para poder orientar a todos los propietarios que quieran sacar el máximo rendimiento de su inmueble.

En primer lugar está el contrato de alquiler. Es algo obvio pero en vista de que aun hay gente que duda cuándo hay que hacerlo y cuándo no, os informamos de que es obligatorio siempre (incluso cuándo se alquila una sola habitación). Creemos que es necesario aclarar este punto debido a que muchos propietarios están alquilando habitaciones sin contrato.

En segundo lugar está el seguro de responsabilidad civil. Esto no es obligatorio pero es muy recomendable. En caso de alquilar tu piso o habitación a algún estudiante de intercambio, suele ser obligatorio por parte de la universidad el hecho de disponer de un seguro. En Swiftflats ofrecemos a todos los estudiantes que vienen de inquilinos un seguro adaptado a su situación, el cual cubre a los inquilinos en caso de robo y hasta 300.000 euros en desperfectos al propietario. Actualmente es uno de los mejores seguros que existen en el mercado.

La imagen que se da del piso es en muchas situaciones clave para alquilarlo. En nuestra plataforma hemos recibido muchas veces fotos de pisos con ropa tirada por el suelo, objetos personales… No es necesario que inviertas dinero en reformar tu casa, solo tiene que parecer presentable para atraer a los posibles inquilinos. Por nuestra experiencia podemos afirmar que un piso con una buena imagen se alquila mucho antes y posiblemente a un mayor precio; y no solo eso, si no que los inquilinos van a cuidar mas un piso es buenas condiciones antes que uno que ya venga desordenado. Si necesitáis consejo, en nuestra página podréis ver como hacer fotos de las habitaciones para sacar el máximo provecho.

Resultado de imagen de propietarios piso

Otro de los puntos esenciales para evitar cualquier tipo de problema con los inquilinos es fijar las normas el primer día y dejarlas bien claras. Horarios, visitas, hábitos… Cualquier cosa que creas que haya que hablarla, déjala escrita en el contrato y así te aseguraras de que  no haya ningún problema en el futuro.

A colación de las normas, también es necesario dejar bien claro y por escrito los bienes que se le dejan al inquilino como parte del alquiler y las condiciones en las que están. De esta manera se evita cualquier malentendido y queda claro que uso puede dar a los diferentes bienes que haya en la casa.

Estas normas son esenciales, no solo para que tu arrendamiento sea un éxito y evites cualquier problema posible, sino para no tener una mala experiencia alquilando tu piso. Muchos propietarios que tienen malas experiencias con inquilinos conflictivos acaban poniendo normas excesivamente estrictas para los nuevos inquilinos y les es mas difícil poder sacar provecho a la propiedad.

Resultado de imagen de swiftflats

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top